Industria

La industria es un tema central en el GND (Green New Deal) puesto que abarca todo y a todos: desde la construcción y la fabricación, a los productos farmacéuticos y la energía. La industria es vital para la economía mundial, pero es también un voraz glotón de recursos naturales. Nos proporciona el empleo, la seguridad y los bienes que necesitamos y deseamos, pero a menudo a expensas del medio ambiente y de la explotación de las personas.

Productos desechables de baja calidad se apilan en nuestros vertederos. El GND crearía una base industrial moderna que fabrique productos durables, respetuosos con el medio ambiente, que se puedan mantener, reciclar, y ser devueltos al sistema.

Reduciría la contaminación y fomentaría la sostenibilidad, reactivando nuestra economía al mismo tiempo, impulsando el empleo y contribuyendo a un mayor bienestar.

Una industria sostenible es vital para nuestra futura “salud” económica, estará a la vanguardia de cualquier tipo de lucha contra el Cambio Climático y la degradación del medio ambiente, así como de cualquier transición hacia una sociedad eficiente en el uso de los recursos.

  

Así, el Green New Deal demanda, entre otras cosas:

  • una mayor eficiencia en el uso de los recursos por parte de la industria, a la par que se fomente el desarrollo económico, el empleo decente y la mejora de la calidad de vida;
  • incentivos, incluidas las ayudas estatales, para promover las prácticas industriales sostenibles, a la par que se eliminen gradualmente las ayudas a los procesos insostenibles;
  • a contratación pública como potente instrumento para estimular la innovación y la conducción de los mercados hacia los productos y servicios sostenibles;
  • la búsqueda de políticas activas de ahorro energético y de diversificación hacia fuentes seguras de energía sostenibles, no contaminantes y seguras, en sectores industriales de gran importancia tales como el transporte y la construcción.